LA PRIMERA PIEZA DE FRUTA

 
 LA PRIMERA PIEZA DE FRUTA

Hay un cuento sobre un hombre que fue al mercado para encontrar la pieza de fruta perfecta. En el primer puesto que visitó encontró una fruta extraordinaria. Decidió seguir buscando para ver qué más había disponible.

Después de examinar a los otros vendedores, decidió comprar la primera pieza de fruta que había encontrado. Lamentablemente, cuando volvió a aquel puesto, el vendedor de fruta lo había recogido todo y se había marchado a casa.

No sé de dónde proviene esta historia, si sucedió de verdad o sólo es una parábola, pero nos muestra con claridad que sólo porque algo es fácil no significa que no sea correcto.

Aunque es cierto que hablamos sobre el trabajo duro y el esfuerzo, a veces ese esfuerzo es necesario en el futuro. Y a veces el trabajo duro tuvo lugar en una vida pasada. Incluso puede llegar a nosotros a través del esfuerzo de nuestros padres o de la generación anterior a nosotros.

No siempre podemos saberlo. A veces el trabajo fácil ES el trabajo adecuado; la primera persona con la que acudimos a una cita es la persona correcta para nosotros. Sólo porque sea fácil no significa que sea incorrecto.

Esta semana, recuerda que el universo quiere darnos lo mejor. Y que a veces, es lo bastante bueno para ser verdad.

Todo lo mejor,

Esta entrada fue publicada en Cristiana. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s